En invierno, las consultas médicas relacionadas a enfermedades respiratorias pueden alcanzar un 50% en promedio, dado el aumento de la circulación de estos virus

Las enfermedades respiratorias son aquellas que afectan a los pulmones y otras partes del aparato respiratorio, se producen principalmente por infecciones, como ocurre con el virus sincicial o influenza. Si bien aumentan en invierno, la mayor frecuencia de estas enfermedades no está relacionado directamente con el frío, sino con los mecanismos de defensa de la nariz y la boca que se encuentran más vulnerables.

Te invitamos a conocer las medidas de prevención y autocuidado para evitar su transmisión, y así cuidar a los grupos de riesgo ante los virus:

Vacúnate: al recibir la vacunación contra la influenza y Covid-19 con esquemas completos, puedes reducir el riesgo de desarrollar enfermedades respiratorias graves y muerte.

Cubre nariz y boca al toser o estornudar.

Usa mascarilla si hay síntomas de enfermedad respiratoria: de esta manera evitarás la propagación del contagio a través de partículas diseminadas en el aire.

Ventila espacios cerrados: abre puertas y ventanas de lados opuestos con el fin de generar una ventilación cruzada de forma rutinaria.

Lava las manos con frecuencia: lava tus manos de forma habitual con agua y jabón para generar espuma abundante por al menos 40 segundos.

Limpia y desinfecta superficies regularmente.

Evita la contaminación intradomiciliaria: no fumes dentro del domicilio, enciende o apaga estufas de parafina fuera del hogar, mantén limpios los sistemas de calefacción de fuego y evita el uso de braseros.

Cubre filtraciones de aire en puertas y ventanas: ayudará a mantener la temperatura adecuada en el interior de tu hogar.

 

 

Signos y síntomas generales de gravedad:

 

Niñas y niños menores de 5 años:

Respiración rápida.

Hundimiento de espacios intercostales (costillas) al respirar.

Apertura de orificios de la nariz al respirar.

Silbidos en el pecho.

Coloración azul en los labios.

Personas de 65 años y más:

38°C de temperatura axilar o más.

Desorientación y/o cambios de conducta.

Sensación de ahogo.

Si se registran estos signos o síntomas, la recomendación es acudir a un servicio de urgencia.

 

La importancia de prevenir a tiempo

 

Dado la importancia del correcto diagnóstico y tratamiento, la “Infección Respiratoria Aguda(IRA) de manejo ambulatorio en menores de 5 años” forma parte de los Problemas de Salud GES actuales, quedando incluidas las siguientes enfermedades: Bronquitis (aguda o crónica), Influenza, Laringitis, Neumonía, entre otras.

Por otra parte, las personas mayores de 65 años también se identifican como parte de la población de riesgo y cuidado, por lo que la neumonía de manejo ambulatorio adquirida en este segmento etario también forma parte de las Garantías Explicitas en Salud, en las etapas de diagnóstico y tratamiento.

Para ambas patologías, el GES otorga una cobertura financiera asociada a un copago fijo y conocido para atenciones en sus etapas correspondientes. En Colmena contamos con prestadores a nivel nacional para otorgar su acceso, conoce la Red GES completa aquí.

Fuente: Minsal Chile y Pontificia Universidad Católica de Chile