PROBIÓTICOS: QUÉ SON Y CÓMO BENEFICIAN A LA SALUD

Los probióticos son esenciales para nuestro sistema digestivo  y también favorecen a nuestra salud en general. Si los consumimos con los alimentos o en forma de suplemento, los probióticos contribuyen a mantener la cantidad óptima de bacterias necesaria para nuestra salud.

Ayudan a mantener en equilibrio la flora intestinal y la digestión, fortalece el sistema inmune, y además aportan en cuadros diarreicos relacionados a la intolerancia a la lactosa y alergias alimenticias.

Función de los probióticos

Refuerzan el sistema inmune. 

– Apartan a los microorganismos nocivos para la salud y evitan su incremento.

– Ayudan en la creación de nutrientes esenciales como las vitaminas, las enzimas y ácidos grasos. 

– Favorecen la absorción del calcio, hierro y magnesio. 

– Estimulan la creación de ácido láctico disminuyendo el PH del tubo digestivo.

¿De donde se obtienen los probióticos? 

Los probióticos están presentes en una serie de alimentos, en complementos de estos y medicamentos. Se recomienda consumir productos lácteos fermentados como el yogur y bebidas lácteas.

Razones para consumir probióticos

El consumir probióticos tiene un impacto positivo en todo nuestro organismo, es por esto que te dejamos algunos beneficios que obtienen las personas que los incluyen habitualmente en su dieta. 

1- Combaten la obesidad y la diabetes. El consumo de probióticos puede contribuir a mejorar el metabolismo de la glucosa y las grasas. 

2- Contribuyen a tu bienestar emocional. Tomar probióticos puede ayudar a reducir el estrés. El consumo de las bacterias adecuadas puede contribuir a favorecer la relajación. 

3- Incrementan la resistencia a infecciones por organismos potencialmente patógenos en el intestino. 

4- Reducen la intolerancia a la lactosa. 

5- Incremento del valor nutricional, por ejemplo, mejor digestión, incremento de la absorción de vitaminas y minerales. 

6- Regulan la motilidad intestinal, aliviando la constipación y síndrome del intestino irritable. 

7- Mantenimiento de la integridad de la mucosa intestinal.