MITOS SOBRE UNA ALIMENTACIÓN EQUILIBRADA

Todos hemos escuchado que lo ideal para mantenerse sano física y mentalmente, es llevar un estilo de vida saludable, pero ¿qué es esto realmente? ¿debo dejar de comer carbohidratos?, ¿comer sólo verduras? o ¿comer mucha fruta?, ¿debo ir al gimnasio?…

Un estilo de vida saludable implica una alimentación sana y equilibrada, además de actividad física periódica.

1.- Debo dejar todos los carbohidratos como arroz, pan, fideos, y papas

No es necesario. Para que una alimentación sea equilibrada y mantener un peso saludable y estar sanos a la vez, es fundamental que ésta incluya todos los grupos de alimentos. Es decir cereales, pan, fideos, arroz, papas, carnes, legumbres, huevo, pescado, frutas, verduras, aceites y grasas. Siempre prefiriendo aquellas opciones de alimentos más saludables dentro de cada grupo y en las cantidades adecuadas.

2.- Siempre es bueno agregar jugos de fruta

Hay que tener cuidado con los jugos de fruta natural. La fruta tiene azúcar, la fructosa, y por ende entrega calorías. Si pensamos, para hacer un jugo natural debemos usar en general más de una fruta, por ende más azúcar, que es más fácil de consumir en su estado molido-líquido (que mascar una fruta) y además, le quitamos fibra al pelarla o molerla. Esto, sumado a que generalmente hacemos estos jugos o los compramos con azúcar adicionada, puede ser una “buena cantidad” de calorías en sólo un vaso de jugo. Es por esto que para personas con ciertas patologías como resistencia a la insulina, diabetes, triglicéridos altos, o simplemente problemas de sobrepeso, el jugo de frutas puede causar más daños que beneficios.

3.- Lo mejor es comer pocas veces al día

Idealmente debemos comer cada 3 o 4 horas alimentos saludables (bajos en grasa saturada, azúcar y sal), agregando colaciones también saludables entre las comidas, si es necesario. Se ha relacionado en general, el comer pocas veces al día (1-3) con un aumento de peso corporal, ya que no logramos tener activo el metabolismo y al saltarse comidas y/o muchas horas entre ellas, se tiende a comer mayor cantidad y alimentos menos saludables. Sin embargo, en el último tiempo se ha visto que “ayunos intermitentes” pueden ser beneficiosos para el manejo de peso y ciertas patologías, pero esto debe ser siempre evaluado caso a caso con un especialista.

4.- Tengo que meterme al gimnasio

No es necesario. La recomendación es aumentar la actividad física, esto puede ser caminata, trote, bicicleta exterior o estática, máquinas de las plazas, rutinas de ejercicios en casa, baile. Dependerá de la edad, la capacidad física y de la disponibilidad, del tiempo de cada persona. Pero no es necesario gastar dinero ni tampoco que sea 1 o 2 horas cada vez. La recomendación actual son 150 minutos semanales de una actividad moderada, es decir puede ser 3 veces por semana, 30 minutos cada vez. Lo importante es siempre empezar de menos a más. Si no haces actividad física actualmente, comienza de a poco, puede ser 10 minutos, 1 vez a la semana e ir aumentando el tiempo y la frecuencia hasta llegar al objetivo.

Escrito por Natalia Ciutat, Nutricionista en Medicien.